fbpx
TENDENCIAS EN LA HOSTELERÍA POST COVID-19 | Innova Chef
19314
post-template-default,single,single-post,postid-19314,single-format-standard,theme-innova,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-theme-ver-16.5,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

TENDENCIAS EN LA HOSTELERÍA POST COVID-19

distancia-social-restaurante

TENDENCIAS EN LA HOSTELERÍA POST COVID-19

Desde Gastroeconomy han seleccionado las tendencias que marcarán un antes y un después en el sector de la Hostelería.

Oferta: carta y/o menú. Ni el menú degustación tiene por qué desaparecer radicalmente (aunque es probable que insista en la tendencia a convivir con carta en algunos espacios de alta cocina), ni las ofertas tienen que simplificarse tanto que casi eliminen la personalidad de cada negocio.

Cambio en el perfil de cliente. En la vuelta de la hostelería, se esperaba que el potencial comensal redujera las vistas a bares y restaurantes por miedo a socializar y a gastar, dado que el parón económico ha afectado de forma casi generalizada a distintos sectores.

Precios. Que haya una probable caída de clientela a raíz del Covid-19 no significa que haya que bajar precios. Un menor aforo, nuevos gastos en mejorar la seguridad del local y en dar confianza al cliente y una coyuntura más compleja son posibles razones para mantener precios.

Turnos. La opción de reservar por franjas horarias o en horas escalonadas puede ser una baza para jugar con aforos limitados y así generar una mayor rotación de clientes, con varios turnos de comida.

Carta digital, desechable o cantada. ¿Cómo se presenta la carta? Dado que la regulación aprobada a raíz de la emergencia del Covid-19 llama a evitar las cartas de uso común, surgen alternativas bajo nuevos formatos.

Manteles de un solo uso, mesas sin adornos y con monodosis. La regulación prioriza el uso de manteles de un solo uso. Las mesas y sillas deben desinfectarse entre un comensal y el siguiente.

Terrazas y espacios al aire libre. La coincidencia de la desescalada con el final de la primavera y el comienzo del verano situó a las terrazas como el primer ‘comedor’ para la reapertura de la hostelería. Y, a la vez, impulsó la creatividad para generar espacios al aire libre habilitados para ofrecer servicios de restauración.

Barras bajo reserva. Con 2 metros de distancia entre clientes o grupos de clientes (de pie o sentados) en la fase 3 y con 1,5 metros a partir del 21 de junio (‘nueva’ normalidad), las barras se convierten en zonas bajo reserva.

Camareros y personal de sala. Son los encargados de una tarea fundamental: transmitir seguridad al comensal en su formato de hospitalidad y servicio al cliente.

Delivery (comida a domicilio). Una parte de los negocios de hostelería impulsó servicios de comida a domicilio vía delivery (admitido desde la declaración del estado de alarma) y take away (permitido a partir de la fase 0) al margen de las fechas del plan de desescalada del Gobierno; a partir de principios de mayo, se multiplicaron las fórmulas de comida a domicilio.

Take away. El servicio de comida para llevar es un formato que puede resultar mucho más sencillo de implantar dentro de un bar o restaurante, compatibilizado con el servicio en mesa.

Chef a domicilio. Como alternativa a la posibilidad de que existan clientes que no quieran visitar restaurantes por un tiempo, algunos hosteleros han lanzado servicios a domicilio.

Adiós a eventos por un tiempo. Mientras reducen frecuencia y número de asistentes para garantizar distancia social, las empresa de catering y los espacios de eventos buscan ‘plan B’ o vías alternativas como abrir un restaurante en una finca de eventos.

Tiendas de barrio y venta online. Dos meses de encierro total en casa y más de tres de libertad limitada por el estado de alarma han revitalizado mercados, comercios de barrio o ultramarinos. Y por otro lado se ha incrementado la compra por Internet a pequeños productores que han encontrado la oportunidad para digitalizarse.

Digitalización. La digitalización de los negocios de hostelería puede ser una herramienta para mejorar la rentabilidad de su negocio.

 

Fuente: Gastroeconomy

Foto: www.freepik.es