Zamora, tapas y modernismo - Innova Chef
16882
post-template-default,single,single-post,postid-16882,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-theme-ver-16.5,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Zamora, tapas y modernismo

el-pais-zamora-tapeo

Zamora, tapas y modernismo

Visitar Zamora es adentrarse en un túnel del tiempo, el que representa el eje que discurre desde la Rúa de los Francos, salpicada de iglesias románicas, hasta la calle de Santa Clara, donde se encuentran algunos de los edificios modernistas emblemáticos de la localidad. Con una población de poco más de 60.000 habitantes, la tranquilidad de las calles del casco histórico contrasta con el lleno total de los bares y restaurantes en las horas puntas del tapeo. La gastronomía en miniatura es un arte que se cultiva y que se manifiesta en los más variopintos estilos: desde los tradicionales pinchos morunos hasta bocados más rompedores como una suculenta silla de bacalao rebozado. Todos, eso sí, maridados con un vino de Toro.

Es el momento perfecto para ir de pinchos. En Zamora, los hay tradicionales y arriesgados, simples y elaborados. A mediodía, dos de las zonas más concurridas son las de Lobos y los alrededores de la plaza Mayor.

Seguir leyendo >

Print Friendly, PDF & Email